Zona de confort

Zona de confort

Zona de confort: ¿Qué es?

Zona de confort NO es hacer cosas que no quieres, sino que las que te gusten las lleves al siguiente nivel (convertirlas en pasiones).

Esa zona en la que se mueve la gente, sin saber por qué, siguiendo una rutina programada, siguiendo una línea… ¿Recta? ¿Correcta? ¿Directa hacia tus sueños? O… ¿Justo lo contrario? Una línea hacía la monotonía y falta de emoción. Para muchos, la zona de confort es una simple línea, tan estrecha como las posibilidades de cumplir sus sueños interiores con una idea siempre en mente: “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”. ¿De verdad pensáis eso?

Y si...¿No salimos de la zona de confort?

¿Qué consecuencias tienen la comodidad, el conformismo, la falta de motivación y la falta de aspiración?

-No seremos nunca completamente felices (Ah, pero que… ¿Realmente lo quieres ser?). Una vida en la que no hay altibajos (no producidos a propósito, sino por las decisiones que vas tomando cada día) difícilmente será feliz.

-No alcanzaremos ni de lejos nuestros sueños. Centrados en la comodidad… Esa línea propulsada por la inercia no te llevará a buen puerto. Y si te lleva en alguna ocasión, en la siguiente parada el destino no serán tus sueños (no hay nada peor que hacer las cosas mal y obtener buenos resultados).

-No seremos jamás nuestra mejor versión. “Si no avanzas siempre serás la copia barata de tu mejor versión”.

-No tendremos flujo continuamente (Libro Flow de Mihály Csíkszentmihályi). Se caracteriza por un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea y de éxito en la realización de la actividad. Esta sensación se experimenta mientras la actividad está en curso.

-No haremos feliz a la gente de nuestro alrededor. Sí, las emociones son contagiosas, incluso más que los bostezos.

“La acción no siempre trae la felicidad, pero no hay felicidad sin acción”. Benjamin Disraeli

Y si por fin...¿Salimos de la zona de confort?

-Al principio nos sentiremos extraños. Por supuesto, estás haciendo algo que no has hecho hasta ahora.

-Nos adaptaremos a esa situación. Cuando tomas una decisión, y sea cual sea el resultado, te acomodarás a esa situación y volverás a la zona de confort.

-Nuestra zona de confort se extenderá. El cuerpo te pedirá que des otro paso, te hará ver que tu zona se ha quedado pequeña y debes dar un salto aún más grande.

-Si en ese salto tropezamos y nos caemos aprenderemos cómo levantarnos. Por supuesto, nos caeremos, pero es que en el fracaso se aprende dos veces: una vez en la caída y otra vez en la subida.

-Tendremos más confianza para hacer un salto mayor. Si conocemos porqué hemos fracasado o hemos tomado una decisión errónea tendremos información para seguir dando saltos aún mayores.

-Animaremos a la gente de nuestro alrededor a saltar junto a nosotros. No hay nada mejor que saltar junto a amigos, pareja, familia, compañeras de trabajo… Ese salto siempre será con más fuerza y, si nos caemos, a nuestro lado tendremos a las personas más importantes.

Origen de la palabra confort

Confort procede de la palabra francesa confort que, a su vez, es un anglicismo procedente de la palabra inglesa comfort (confortable, cómodo) y éste del latín confortare (hacer más fuerte). A mi parecer, el significado en inglés y en latín son totalmente contradictorias ya que el estar cómodo no tiene nada que ver con hacerse más fuerte. Si tú te asientas en la zona de confort, creas un escudo a través de la comodidad en el momento en el que la mínima adversidad entra en tu vida, todo se tuerce y no tienes capacidad para hacerle frente a la situación.

Prefiero tener una vida 10+0+10+10+0+10+0+0+10+10 que una vida 5+5+5+5+5+5+5+5+5+5, decía Anxo Pérez, y estoy con él.

“Sólo sé vivir de una manera: con PASIÓN y la verdad es que por ahora no me va del todo mal.“

¿Aún piensas que tu zona de confort te trae consecuencias positivas? ¿Aún piensas que el esguince de tobillo que puedes sufrir por dar ese salto es más importante que sentir que estar más cerca de tus sueños?

Publicaciones de la zona de confort

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *